Con Sello Patagónico | JUICIO CONTRA JULIANA | Martes 11 de junio de 2019
Third slide

Juliana y Samuel tenían ´discusiones como toda pareja´

En la segunda jornada del juicio por el asesinato de Samuel Ovejero, ocurrido el 29 de julio de 2017, declaró un amigo del hermano de la víctima. Este aseguró que la imputada Juliana Uribe y Ovejero tenían discusiones de pareja.


Este martes se desarrolló una nueva audiencia por el juicio oral y público por el homicidio de Samuel Ovejero donde desfilaron distintos testigos conocidos de la familia de la víctima como de policías que actuaron la noche del crimen.

El primer testimonio fue un amigo del hermano de la víctima, quien recordó que la noche del asesinato estaba a media cuadra “tomando algo en la casa de un amigo”. Escuchó pasar varias veces un vehículo que andaba dando vueltas “al palo” y también gritos.

Al salir de la casa donde se encontraba vio pasar a una mujer con dos nenes desabrigados, entonces le ofreció una campera. Después pasó el hermano de Ovejero y les refiere que lo habían matado. Afirmó que “Samu” y la imputada los veía en la cancha del club Jorge Newbery y tenían “discusiones como toda pareja, pero nada más”.

El segundo testigo fue el oficial de servicio de la Seccional Séptima, quien se dirigió a las calles Chazarreta y Timoteo Ortego del barrio Máximo Abásolo por una discusión.

Dispuso enviar un móvil al lugar y a los minutos le informaron que a bordo de una Ford EcoSport trasladaban a un hombre herido de arma blanca hacia la guardia del Hospital Regional. Al llegar al lugar del hecho una vecina le comentó que la persona que trasladaron había sido apuñalada.

Durante la inspección ocular divisó manchas presuntamente hemáticas por unos 100 metros sobre la calle Ortego. Otra declaración fue un oficial inspector a cargo de la guardia de Infantería, quien se encargó del resguardo y seguridad del lugar.

El tribunal de debate está integrado por los jueces Gladys Olavarría, Jorge Odorisio y Raquel Tassello. El fiscal Adrián Cabral intentará probar la autoría de la acusada, quien le aplicó tres puñaladas a su pareja durante una discusión.

En cambio, los defensores Rosa González y José Palacios sostienen que la acción de la joven fue en legítima defensa, dado que era víctima de violencia de género. 

Compartí la noticia

¿Qué te pareció esta información?