Con Sello Patagónico | BALACERA EN VACA MUERTA | Martes 11 de junio de 2019
Third slide

Detuvieron a dirigente de UOCRA por la balacera y manifestantes tomaron la sede

En la capital de Neuquén se viven horas de mucha tensión. Con el dirigente Juan Carlos Levi y otro de los integrantes de la Uocra, Emanuel “El Lechuga” Sandoval, detenidos por la balacera en Vaca Muerta, un grupo de trabajadores tomó la sede sindical.


Según explicaron los manifestantes, reclaman la intervención del gobernador Omar Gutiérrez y del dirigente nacional Gerardo Martínez para que regularice la conducción del sindicato sin el interventor actual, Víctor Carcar, ni Levi, quien siempre fue señalado por aspirar a ocupar el cargo.

Fuentes gubernamentales indicaron que se está gestionando una instancia de mediación junto al abogado de los trabajadores y la fiscalía, con la que se espera abrir el canal de diálogo que destrabe el conflicto.

La situación se volvió tensa cuando Carcar llegó a la sede. El interventor les reclamó que no pidieron reunirse con él antes de iniciar esta protesta y los manifestantes le respondieron que cada vez que lo quisieron hacer los “sacaron a los tiros”.

Seguimos con este de la marginalidad y la ilegalidad que hay que terminar de resolver”, resaltó el interventor al retirarse, tras no lograr establecer un canal de diálogo con los trabajadores. Negó que sea una interna gremial, poniendo el peso en el gobierno como responsable de actuar ante un hecho delictivo.

Carcar volvió a desligar rotundamente al gremio del conflicto asegurando que si los dirigentes “toman caminos equivocados tendrán que hacerse responsables” y desconociendo a los manifestantes como trabajadores: “si andan personas armadas, con bidones de nafta y la cara tapada, pasan a la ilegalidad”.

Por su parte, los manifestantes también se distanciaron de la interna afirmando que no pertenecen a ninguna facción y que no se sienten representados por ninguno de los dirigentes, a los que calificaron de mafiosos. “Ya que somos la mejor provincia, que seamos la mejor provincia para trabajar”, cuestionaron, reclamando la intervención de Gutiérrez para resolver el conflicto.

Los trabajadores pidieron que se acercaran los medios de comunicación porque, afirmaron, tienen miedo de ser atacados por la medida de fuerza que tomaron.


Por el operativo de seguridad se hizo presente personal de bomberos, ya que los manifestantes mostraron bidones llenos de combustible y trapos dentro, a modo de mecha, sin embargo destacaron que los guardaron ante la llegada de los efectivos porque se sintieron resguardados y les pidieron a los vecinos “que se queden tranquilos”.

Carcar adelantó que se realizaría la denuncia penal por la toma de la sede por lo que se espera que durante las próximas horas la fiscalía emita una orden de desalojo.

El conflicto de la Uocra comenzó el miércoles pasado, cuando un grupo llegó en camionetas al yacimiento Sierras Blancas, al obrador que la empresa EDVSA tiene como contratista de Shell y donde se encontraban unos 60 obreros, atacó al dirigente Juan Acsama y disparó al menos unas 50 veces.