Con Sello Patagónico | MONOXIDO DE CARBONO | Sábado 08 de junio de 2019
Third slide

Recomendaciones para prevenir intoxicación por monóxido de carbono

El monóxido de carbono es un gas altamente tóxico para personas y animales, que en los hogares se produce a través de todo artefacto usado para quemar algún combustible (gas, petróleo, carbón) que funcione mal o que se encuentre en ambientes mal ventilados.


Este gas afecta el organismo humano cuando ingresa al cuerpo a través de las vías respiratorias y, sin irritar la nariz ni los ojos, pasa a la sangre, donde ocupa el lugar del oxígeno.

MEDIDAS DE PREVENCION

La presencia de monóxido de carbono en el ambiente se puede reconocer por la coloración amarilla o naranja de la llama, en lugar del azul habitual; y la aparición de manchas, tiznados o la decoloración de los artefactos en uso.

Cabe destacar que se trata de un gas que se mezcla con el aire y es muy difícil de reconocer porque no tiene color, ni olor ni sabor.

También como medidas de prevención, especialistas advierten la importancia de realizar controles en las instalaciones y verificar el buen funcionamiento de calefones, braseros, calentadores, entre otros artefactos.

Por último, se recomendó “examinar las salidas al exterior de hornos, calefones, estufas y calderas para asegurar su permeabilidad y funcionalidad”.

SINTOMAS DE INTOXICACION

Aunque es difícil percibir una pérdida de gas sino hay rotación de aire en una misma habitación, se sabe que los primeros síntomas de intoxicación por monóxido de carbono son: fuertes dolores de cabeza, náuseas, vómitos, zumbido en los oídos, impotencia muscular o somnolencia.

Frente a este cuadro, es fundamental procurar que el intoxicado respire aire fresco y llamar de inmediato al teléfono de Emergencias Sanitarias (107).

Compartí la noticia

¿Qué te pareció esta información?

57%
21%
 
7%
7%
7%